Mes: junio 2016

¿Blandas o duras?*

Loco de amorEra finales de mayo y estábamos terminando el curso académico, concretamente era la última sesión del taller de innovación. El cansancio se había ido acumulando a lo largo de los meses; el estrés estaba muy alto debido a las entregas finales de los múltiples trabajos académicos, acumulación de café y poco descanso; las hormonas empezaban a hacer estragos debido al incremento de la temperatura y la presencia cada vez más profusa de espacios libres de ropa en los cuerpos; se acercaban los exámenes y había que empezar a sacar tiempo de todos los sitios para estudiar y, por si faltase algo se acercaba la fecha de preparar la salida de Erasmus con todos el papeleo que ello conlleva y los nervios y fantasías que concita… y ese fue precisamente el momento en el que iban a tener que ponerse en práctica las habilidades blandas, las mal llamadas, en varios sentidos, las habilidades soft, ya que las personas que participaban en el taller, y que formaban parte de un programa de emprendimiento e innovación me pidieron no cumplir con un compromiso adquirido al comienzo del mismo.

La primera vez que oí hablar de ellas fue en la carrera, Humanidades:Empresa; a Miguel Ayerbe y nunca entendí el adjetivo de “blandas” (peor me parecía cuando las llamaban soft con ese deje (más…)

Anuncios

Querido profesor…

DSC00465

Me entregaron esta carta hace un tiempo y he esperado, por prudencia, para compartirla con ustedes. Puede parecer un acto de soberbia publicarla, pero lo que pretende ser es un homenaje a toda la profesión, a todo el profesorado que, como yo, trata, simplemente, de educar. También pretende ser tan agradecido como la autora de la misma, ya que reconocimientos como este dan sentido a una profesión que, a veces, solo la entienden sus propios protagonistas.

 

 Hola Roge:

 Me apetece encontrarme contigo entre líneas escritas de mi puño y letra. Hoy me apetece hacerte este pequeño regalo, porque te lo mereces, pero también porque lo creo necesario después de tres años, de una manera o de otra, acompañándome.

IMG_1795 Antes de nada, decirte que esta no es ninguna carta de peloteo, no es una carta para que me subas nota en el examen de mañana ni para conseguir nada a cambio. Esta carta está por encima de todo eso. Esta carta es incondicional, y te la hago porque me apetece y me parece justo que sepas cómo me he sentido estos tres años contigo, ya no solo como profesor, sino como maestro de vida. Además, como tú bien dices o me enseñaste, es un buen ejercicio de inteligencia emocional ¿no? De todas formas, sabes de sobra que esto de las emociones es un tanto complejo, por lo que seguramente me quede corta en palabras…
(más…)