Emociones

Lágrimas de verano por encuentros y despedidas

*El sol ha salido ya hace rato. El día está precioso. Estoy escuchado Chaconne,  de Bach, transcrita para piano por Busoni e interpretada por James Rhodes. Todo está bien… pero yo no paro de llorar.

Dicho esto, estoy seguro de que muchos de ustedes pensarán que tengo un mal día, algunos sentirán un principio de lástima y otras personas habrán dejado de leer pensando en que no quieren leer un escrito lacrimógeno sobre sufrimiento y penas… nada más lejos de la realidad ya que yo estoy feliz, y mis lágrimas saben muy distinto, a cuando sufro, a cuando ni tan siquiera consuelan. Son lágrimas de satisfacción que surgen en relación con dos personas que quiero y admiro mucho y dentro de un grupo de personas que me honran con su amistad. (más…)

Anuncios

Cosas de dos: Marketing e Inteligencia Emocional o cómo trascender los conceptos

Cosas de dosTeníamos ganas de hacer algo juntos. Teníamos claro que desde nuestras áreas de conocimiento disfrutábamos de muchas cosas comunes, nos conocíamos desde hacía mucho tiempo (Irene Cuesta había sido mi profesora en los cursos de doctorado), queríamos aportar algo de conocimiento en la Red, teníamos el mejor equipo de producción posible, en la mejor institución posible… y el resultado es el que verán a continuación.

Los temas que queríamos poner en común, los conceptos que queríamos trabajar eran las emociones y el marketing pero, cuanto nos pusimos a hablar para realizar una especie de “escaleta” para el vídeo, nos dimos cuenta que había dos ideas que transcendían, nunca mejor dicho, los significados que teníamos en mente: las personas y la espiritualidad.

Queríamos transitar por espacios comunes ya que trabajamos en facultades distintas, y en una charla abierta y animada, vimos que las personas, que LA PERSONA con mayúsculas, se (más…)

Emociones compartidas

Reproduzco a continuación el prólogo del libro Emociones compartidas. Emociones compartidas que se convierten en el primer libro editado por el Consorcio de Inteligencia Emocional – CIE. Al final encontrarán el link para descargarse el libro en pdf. Espero y esperamos que les guste y que sigan las publicaciones del CIE. Gracias de antemano por su acogida y atención.

Emociones compartidas: Prólogo

Emociones compartidas es el resultado de un año de trabajo conjunto, compartido, emocionante.

El grupo de autores que se presenta ahora ante ustedes llevamos compartiendo nuestras emociones, nuestros sentimientos en un espacio virtual y simbólico, en un espacio que gustosamente puso a nuestra disposición EITB hace ya mucho tiempo.

Tiempo y trabajo que estuvo recogido en un primer libro denominado Retazos Emocionales que fue solo eso, un retazo, un primer intento de poner en papel lo que estaba compartido ya en la red, realizado con solamente algunos de sus bloggers. Mucho tiempo y mucho trabajo que desde hace un año aproximadamente  está encomendado al Consorcio de Inteligencia Emocional – CIE. Ese es el motivo que ha propiciado  que este libro sea editado como primero de esta nueva etapa del (más…)

Comunicando con las emociones

abecedarioHace unos días, cuando preparaba una intervención en un vídeo promocional del Grado en Comunicación a cuyo departamento pertenezco en la estructura de la Universidad  de Deusto, escribía este comienzo que luego derivó en un post para el blog CIE/EITB. Decía así..

No se  equivoquen… no nos equivoquemos… yo comunico, tú comunicas, él comunica… es más… nosotros comunicamos, vosotros comunicáis, ellos comunican… y quienes son ellos, pues instituciones públicas  y privadas, medios de comunicación de masas, organizaciones no gubernamentales, empresas privadas, organizaciones sociales, departamentos de marketing, de comunicación, consultorías especializadas, periodistas, guionistas, publicistas, agrupaciones y también, familias, cuadrillas, amigos, parejas. Somos seres gregarios en los que la comunicación es un proceso indispensable  más aún en una sociedad que ha sido globalizada y sigue siéndolo, por la incidencia del desarrollo de  las TIC – Tecnologías  de la Información y la Comunicación. No darnos cuenta de esto sería una equivocación. Como también lo sería excluir del proceso la emocionalidad  embebida en el mismo.

Una de las dos funciones principales de todo el sistema emocional es precisamente la comunicación, la función socialRobert Plutchik apuntaba que  las expresiones emocionales comunican cómo nos sentimos a los demás,  además de regular la manera en que los demás reaccionan ante nosotros y que  facilitar las interacciones sociales. (más…)

Emociones y deporte “urbano”

Juvenal - Mens sana in coropore sano* Emoción es aquella perturbación fisiológica que nos impulsa a la acción. Emoción es lo que nos permite comunicarnos y adaptarnos al entorno. Emoción es el punto de encuentro entre la mente y el cuerpo. Las emociones se representan en el escenario del cuerpo y están presentes en todos los procesos físicos y mentales del ser humano. Su identificación, su uso, su comprensión y su gestión, en nosotros mismos y en los demás, es lo que los estudiosos han definido como Inteligencia Emocional.

Una inteligencia que nos debe permitir resolver con acierto, con eficacia los problemas cotidianos a través de la incorporación a nuestro imaginario conceptual la siguiente premisa: razón y emoción van siempre unidos en los procesos mentales. Procesos como los de toma de decisiones, procesos relacionales, procesos de gestión organizativa e también en los procesos de definición de las políticas deportivas para los municipios.

cropped-img00067-20110624-2134.jpgLos avances de la Neurociencia, de la Psicología Positiva y la Teoría de las Inteligencias Múltiples entre otros han permitido definir un constructo, una idea que define a una persona emocionalmente inteligente como aquella que conoce y comprende las (más…)

Emocionalidad y Ética

piedras

 * Los sentimientos y las emociones son indispensables para un comportamiento social normal. Sin ellos, no se darían las repuestas sociales espontáneas que prefiguran un sistema ético o un sistema cultural. Resulta improbable que sin emociones ni sentimientos sociales se crease, por ejemplo, un sistema religioso.

Suprimir la emocionalidad del ser humano tendría como consecuencia un pobre organización de la experiencia suprimiendo la posibilidad de categorizar como bueno o malo dichas experiencias, siendo a la vez difícil o imposible construir la noción de bondad o maldad, o lo que es lo mismo, piedrasde lo que debe considerarse bueno o malo.

Con este razonamiento derivado del funcionamiento del cerebro humano, podríamos diferir que en ausencia de emociones y sentimientos sociales las construcciones culturales existentes no se hubieran generado. También se podría diferir que, siendo como son las emociones anteriores en la evolución al pensamiento inteligente, el sistema emocional subyace al comportamiento ético, sin que esto signifique que lo constituyen por sí solas.

El comportamiento ético no sólo se limita a (más…)

Miedo vs. ansiedad

interior en verdes

Joseba Sánchez

*

Mucho tiempo llevamos hablando de Inteligencia Emocional, pero tengo la sensación, y ustedes dirán si es cierta o no, que hablamos muy poco de las emociones y son ellas, y no otra cosa, el fundamento de esta nueva idea de utilizarlas de forma inteligente para que contribuyan mejor a nuestros procesos mentales. Por ello, me permito acercarme un poco más a ellas, a las emociones, y a sus representaciones mentales, los sentimientos.

Tengo que confesar, que la fuente de donde voy a sacar este artículo no es mía, sino que proviene, casi de forma textual, de uno de los neurocientíficos más influyentes en este ámbito, Joseph LeDoux y, en concreto, de su libro El cerebro emocional de 1999 en su edición española editada por Ariel, Barcelona, en sus páginas 251 a 258. En este apartado, LeDoux habla de la relación que tienen el miedo y la ansiedad, considerando al miedo como una (más…)

Disculpen… y gracias

pez 0528 Así es como suelo terminar las asignaturas que dicto… y así lo he hecho este año, con esta promoción, con mis alumnas, con mis alumnos. Sin embargo, este año ha sido diferente, quizás también por ser el último.

Trabajo como profesor en una universidad y hoy ha sido día de presentaciones. Se trataba de explicar qué habían hecho en un trabajo sobre Responsabilidad Social Corporativa, con estructura de Aprendizaje y Servicio, en el que tenían que poner sus conocimientos en Comunicación al servicio de una OSAL para vivir en primera persona este concepto empresarial. Y esas presentaciones me han emocionado, por lo que les doy las gracias.

Han demostrado generosidad en el trabajo, en ser creativos con cada parte del proceso, en trabajar en pececitosequipo y sobre todo en mejorar día a día ante ellas mismas (¡¡chicos…son mayoría!!) pero también ante el conjunto de la clase. Han arriesgado, han innovado, han emprendido y han liderado sus proyectos y el resultado final ha sido grande. Les puede extrañar que hable sin discriminar entre equipos, pero es que lo que he percibido hoy es la atención, la implicación y el respeto atento de cada una ellas cuando las demás presentaban. (más…)

Miedos…

*Este post fue publicado en el blog de eitb sobre Inteligencia Emocional el 5 de noviembre de 2009
Joseba Sánchez Zabaleta "... de médicos"

Joseba Sánchez Zabaleta
“… de médicos”

Miedos desadaptativos, paralizantes, agresivos, humillantes, cotidianos, invisibles, amigos, condicionados y condicionantes, viejos y nuevos, aceptados, odiados, del pasado, del presente, del futuro… de los más peligrosos. Miedos fóbicos, terroríficos, pavorosos, pero también sutiles, silenciosos, permanentes, depresivos y deprimentes.

Miedos que vienen del miedo a no llegar, de no ser, de no ser lo suficientemente alto, guapo, inteligente, sociable, emocionalmente inteligente, flexible, cariñoso, optimista, independiente, capaz, productivo, joven, agresivo, asertivo, fuerte, de no tener una alta autoestima, de que descubran que no la tenemos. Miedo a que descubran cómo somos realmente y miedos también a que no lo hagan nunca. Miedo a estar solos y miedo a (más…)

xv Jornadas científicas de ASEBI… ¡ALLÍ ESTUVIMOS!

El sábado pasado, el día 20 de noviembre, Asebi, la asociación Bizkaia espina bífida e hidrocefalia, organizó las XV Jornadas Científicas sobre el tema en la Albóndiga de Bilbao… y allí estuve.

En realidad la invitación se la realizaron al Consorcio de Inteligencia Emocional – CIE que tuvo a bien mandarme como su representante para presentar una ponencia que tenía por título ¿De qué hablamos cuando hablamos de Inteligencia Emocional?”. Esta ponencia estaba inserta en una mesa dedicada a qué cosas son necesarias para cargar en la “mochila” que tanto afectados por esta enfermedad como sus familiares y amigos tienen que tener para llevar mejor su vida… y que como casi todo en esta vida coincide con las que necesitamos todos, independientemente de la patología que tengamos.. que todos tenemos alguna no se crean…

La tesis que defendí, y que defendemos desde el CIE es la necesidad de desarrollar nuestra Inteligencia Emocional para vivir mejor, tanto nosotros como nuestro entorno, para minimizar nuestro sufrimiento y por ende el de los demás, para desarrollar en lo posible nuestro bienestar subjetivo. Como la ponencia entera la tienen ustedes en un post anterior, permítanme que en estas líneas resalte algunas cosas que me sorprendieron de la jornada.XV Jornada Cientifica Trpt-1ASEBI 1

En primer lugar el discurso de su presidenta, Inés Orella. En breves líneas, esta mujer presentó un panorama de esperanza militante, de optimismo inteligente, de experiencia y puesta en práctica de realidades socio-emocionales que, sin duda, además de permitirnos entender mejor la casuística concreta de la enfermedad y emocionarnos, puso los (más…)

Una ficción emocional*

El callejónAyúdenme a poner nombre a esta emoción, este sentimiento… yo no puedo ya que me han quitado el futuro.

Se trata de un estado emocional de alta intensidad y de una apreciación del mismo muy desagradable, muy doloroso. Solo puedo describirlo como una gran desolación interior, como una mezcla de indefensión, de vergüenza, de miedo… de mucho miedo.

Desolación ya que en estos momentos parece como si me hubiesen arrancado de la mente todos los proyectos de futuro que tenía, quedando el horizonte vital arrasado como si de la estepa se tratase, sin ilusión, sin esperanza sin futuro. Desolación que proviene de tener la sensación de que me hubiesen arrancado mis planes de futuro de cuajo, destrozando la mente no dejando nada de lo que yo había soñado hasta entonces para mi futuro, para mi vida. Desolación por no poder soñar y desolación por no poder olvidar.

También vergüenza ya que parece que todo el mundo se ha dado cuenta de mi tristeza, de mis fallos, de mi abandono, de mi desolación, y como de un páramo arrasado por el viento en el que no hay cada, las personas, mis amigos, mi familia huyen como si (más…)

Emociones en el ser humano: su utilidad*

POEMARIO 1Las emociones favorecen nuestra adaptación al entorno natural y social e inciden en todos nuestros procesos mentales y físicos. Las funciones de las emociones, funciones filogenéticas que nos constituyen como especie son, siguiendo a Robert Plutchik, dos: la adaptación al medio y las relaciones sociales.

Sin embargo, sus efectos son múltiples y variados. Influyen, por ejemplo, en: la salud, la memoria, la percepción, la atención, la motivación, el aprendizaje, la autoestima, la comunicación, en nuestras expectativas, en nuestros juicios respecto a objetos o personas, en cómo interpretamos la propia conducta y la de los demás, en cómo percibimos e interpretamos la realidad, etc.

En cuanto a su componente relacional, a su función social, las expresiones emocionales comunican cómo nos sentimos a los demás, regulan la manera en que los demás reaccionan ante nosotros y (más…)

Las emociones: la otra cara del ego

IMG00296-20111127-1147Hay otro elemento que pertenece al ego, esbozado este en otro post anterior, y que marca el devenir automático de nuestra mente: las emociones.

Emociones referidas no a esos impulsos, esos patrones de respuesta y pensamiento cuasi automáticos que nos generan las cosas cotidianas de la vida, que nos generan todos nuestros sentidos exteroceptivos (vista, oído, tacto, gusto y olfato), sin tan siquiera los interocpetivos. Estas respuestas emociones están más ligadas a la evolución y en este momento me gustaría darlas como necesarias, como posibles generadoras de placer o displacer pero no de sufrimiento.

A las que me refiero, son a las que anidan en nuestro inconsciente, en nuestra memoria, en, como decía el maestro en un retiro de meditación, en nuestras células y que conforma nuestra emocionalidad de fondo, como ya apuntaba Antonio Damasio. Me refiero a las que se generan con un estímulo que proviene de la mente y que a su vez generan más pensamiento, que generan sufrimiento.

Una emocionalidad que sin saber muy bien ni cómo ni por qué te atrapan en un momento dado a traición, sin apenas justificación, sin avisar. Una emocionalidad que está fundamental mente generada por los pensamientos y que como pensamos que nos constituye nos atrapa. Unos pensamientos que en la identificación automática que hacemos reuniendo SER con PENSAR también rumiamos que esas emociones también son lo que somos, que nosotros somos ellas… en lugar de observar cómo se produce el fenómeno emocional en nuestro cuerpo y observar también de qué pensamientos genera, lo que no haría conscientes del proceso y no lo padeceríamos con un suceso. (más…)

El ego: peligrosa compañía

IMG00055-20110601-2130El ego es la identificación que hacemos con todas aquellos elementos que pensamos que nos identifican y definen. Nuestro sexo, comportamiento de género, identidad sexual, nacionalidad, adicciones, formación, edad, trabajo, amistades, posesiones, nivel social, lugar de residencia, estilo de vida, los distintos roles familiares como hijo, padre, abuelo, de enfermos… sean reales e imaginarios.

El ego es también nuestro intérprete, la voz en la cabeza que nos va traduciendo de forma automática toda la información que nos proporciona el cuerpo y nuestro entorno. La que por medio de una valoración inconsciente y consciente, nos dice que lo que nos ocurre es considerado como bueno o malo, agradable o desagradable y como consecuencia genera unos pensamientos y comportamientos acordes a esa valoración realizada en función a las identificaciones anteriormente citadas.

El ego es la identificación que muchas veces tenemos con nuestros procesos mentales y que nos hace pensar que somos lo que pensamos, que nos identificamos con lo que pensamos, que llegamos a creer, como decía Descartes, que pensamos luego existimos, sabiendo de boca de muchos pensadores que Descartes estaba equivocado y que existimos, luego pensamos.

El ego es ese acompañante que nos complica la vida con nosotros mismos y con los demás cuando está demasiado presente en nuestras vidas; que pretende que vivamos con sus normas y apreciaciones; con su conducta y pensamientos automáticos; que no puede vivir con nosotros ni sin nosotros; que no le gusta el cambio y que necesita alimentarse de las miserias humanas, de nuestras emociones más atávicas. (más…)